Un marketing de contenidos fuerte te llevará un paso por delante de tus competidores. El comprador de hoy en día ha cambiado y se centra mucho más en el ‘proceso de compra’ que antes. La investigación previa de los consumidores se encuentra ahora en el marketing de contenidos fuerte. Eso es lo que anhela este nuevo comprador.

Hemos escrito “marketing de contenido fuerte” dos veces y es porqué realmente es donde hay que destacar. Debes crear un contenido fuerte si quieres tener esperanza de éxito en el mercado actual.

En el desarrollo de contenidos, debes tener en cuenta los siguientes factores. Mejorará la calidad de tus contenidos y mantendrás a tus compradores comprometidos con tu marca.

1. Analiza lo que (de verdad) necesitan las personas

Antes de escribir una palabra, primero hay que entender lo que tus posibles compradores necesitan en las distintas etapas de su proceso de compra. Si no sabes lo que están buscando, ¿cómo se puedes crear contenido cuando necesitan? Ahí es donde entran en juego las personas.

No estamos hablando de sus datos demográficos con una foto de perfil y un nombre banal donde guardarlo todo. Las personas reales exponen sus objetivos, desafíos, factores de éxito, acontecimientos de la vida a través de las redes sociales. Recoge toda esa información, toma tiempo, pero vale la pena.

Una vez definidos los perfiles, podrás comprender las necesidades reales de cada grupo. A partir de ahí, generar ese contenido fuerte no será complicado que salga.

2. El equipo de marketing de contenidos

Cuando decides invertir en un contenido fuerte, la parte más complicada siempre reside en la propia realización de ese contenido. Antes de ir un paso más allá, asegúrate de tener un equipo fuerte que pueda producir contenido que sea atractivo e informativo.

En la parte superior de la estructura del equipo debe haber un estratega de contenido. Este estratega está ahí para realizar las investigaciones sobre los temas adecuadas y para desarrollar el plan estratégico.

El equipo de Marketing de Contenidos

Por debajo de la estratega de contenido está el gestor de contenido. Este es el responsable de determinadas piezas de contenido, junto con los redactores. A menudo, el gestor de contenido actuará como editor en jefe, organizando el calendario editorial y manteniendo un tono y estilo constantes en todo el contenido publicado.

marketing de contenidos

Los redactores son tus soldados de campo. Los redactores deben estar constantemente generando nuevos contenidos. No sólo deben tener una buena formación para escribir, sino que también deben entender cómo escribir para una marca o para las personas de una marca.

3. El calendario editorial

La organización es crucial para una estrategia de marketing de contenido. Sin ella, nunca vas a producir contenidos con una cadencia constante que cubran las necesidades de las marcas y las exigencias de tu empresa.

Un calendario editorial debe incluir las fechas, editores y estados de todo tu contenido. Pero no te olvides del ritmo, el tono, la llamada a la acción y los KPI (sobre lo que te recomiendo leer aquí) para el contenido.

4. Tipos de contenido

Las clientes buscan información a medida que toman decisiones de compra. Los tipos de contenido de marketing que crees debería estar enfocado en este punto. Si siempre trabajas con el mismo tipo de contenido para todas las publicaciones, nunca tendrás un contenido fuerte.