Hay un arte especial cuando hablamos de ventas. Mucho más que el ‘boca a boca’ y el lanzamiento del producto. Pero hay reglas que aprender para conseguir un verdadero éxito en ventas.

En el libro de Jeffrey Gitomers ”La Biblia de las  Ventas”, acuña el acrónimo A.H.A. La lectura de esta parte del libro aporta algunos consejos básicos para mejorar la conexión y la relación con el cliente.

Actitud.

Una actitud positiva ante la vida te ayudará más que tu carrera. Si nos fijamos en el pesimismo en las oportunidades de vida, así es como lo encontrarás. Por otro lado, si buscas lo positivo de todo, la vida tendrá un impacto positivo en ti. Una de mis frases favoritas es “cuando llueve, busca el arco iris, cuando está oscuro, busca estrellas”. Una persona negativa puede quejarse de que ‘está lloviendo otra vez’ una persona positiva puede observar que toda esta lluvia es maravillosa para el jardín.

El otro aspecto importante de la actitud es que es 100% creencia. Confianza en ti mismo, sen tu empresa y tu producto. Si no crees en los tres, nadie te creerá. Y sin creencia no se puede desarrollar la confianza.

Enumera tus sistemas de creencias de 1 a 10 para ti, tu empresa y tu producto. 10 es la mejor, siendo 1 la peor. Si obtuviste menos de 10 en cualquier categoría, tienes que mejorar tu sistema de creencias.

Humor

El humor es nuestro favorito, pero a menudo no se menciona como elemento clave en la construcción de una buena relación con la gente. Se puede ‘romper el hielo’ rápidamente y hacer que las personas se sientan cómodas. Hacer que los demás se sientan bien y hacer sonreír a la gente es un una de las cosas más maravillosas que existen. Si la gente quiere hablar contigo y estar cerca de ti, porque ‘me haces reír’,  acabas de hacer un gran trabajo sobre ti mismo.

Acción

El elemento más infrautilizado en las ventas para muchos está cambiando. En una parte del libro de Jeff Olsen ‘La ligera ventaja’ dice que ‘no tengas miedo de ir despacio, ten miedo de quedarte quieto’. Puedes leer tantos libros de auto-desarrollo como quieras, pero hasta que entres en acción, el ejercicio es inútil.

Así que predica con el ejemplo y pon en práctica las cosas que estás aprendiendo y ponerlas en acción. La mayor parte del verdadero aprendizaje está en hacer las cosas. Así que sal al mundo y pon en práctica lo que has aprendido. Cometerás errores, a veces de manera espectacular, pero eso está bien. Eso no quiere decir que lo estás intentado y que sigues creciendo. Sin error no se avanza, simplemente estás parado.